jueves, 26 de enero de 2012

EL SONETO NUESTRO DE CADA DÍA: NO DIRÉ DÓNDE...


NO DIRÉ DÓNDE...

No diré dónde, ni con quién, ni cuándo,
ni nombre, ni país, ni mes, ni día.
En cualquier parte hay una tarde fría
con hojas secas que se van volando.

Y dondequiera ha habido un lecho blando
y una puerta cerrada que se abría,
como frontera sin soberanía
para el furtivo amor de contrabando.

Pero lo que no ocurre dondequiera
es que volví otra tarde, en primavera,
yo solo, por el parque envejecido,

y vi dos nombres en un tronco seco,
y fue mi corazón, bajo el chaleco,
un brusco garabato y no un latido.


José Ángel Buesa
"Tiempo en sombra"
1970

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada