miércoles, 25 de enero de 2012

EL SONETO NUESTRO DE CADA DÍA: IMITANDO UNA ODA DE SAFO


IMITANDO UNA ODA DE SAFO

¡Feliz quien junto a ti por ti suspira!
¡quien oye el eco de tu voz sonora!
¡quien el halago de tu risa adora
y el blando aroma de tu aliento aspira!

Ventura tanta -que envidioso admira
el querubín que en el empíreo mora-
el alma turba, el corazón devora,
y el torpe acento, al expresarla, expira.

Ante mis ojos desaparece el mundo,
y por mis venas circular ligero
el fuego siento del amor profundo.

Trémula, en vano resistirte quiero...
de ardiente llanto mi mejilla inundo...
¡deliro, gozo, te bendigo y muero!


Gertrudis Gómez de Avellaneda
"Poesías selectas"
1968

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada