lunes, 31 de octubre de 2011

POEMAS DEL ALMA: JUAN CERVERA SANCHÍS (313)


AGUA DE CARABAÑA

Agua de Carabaña
y aceite de ricino.
Había que purgarse,
indefectiblemente,
con periodicidad.
Desde la noche antes
nos decían:
-“Mañana
te tienes que purgar.”
Nos robaban el sueño
mientras crecía y crecía
una anticipada  repugnancia
hacia la Carabaña y el ricino.
Según fuera el purgante.
Apenas clareaba la mañana
nuestra madre gritaba:
“¡Es la hora, mi rey!”
Y allí estaba el vaso
del purgante
que había que apurar
hasta la  gota última.
Luego, avanzado el día,
corríamos una vez y otra vez
rumbo al retrete.
Hoy parece mentira
todo  aquello
y hablar de agua de Carabaña
o aceite de ricino
es algo, diría yo,
que no interesa a casi nadie,
por no decir que a nadie,
aunque a mí sí me importa
y me interesa,
pues me  niego a borrar,
porque me da  la  gana,
mis recuerdos,
por pequeños y vacuos
que parezcan.

Octubre 2011.  México D. F.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada