sábado, 20 de noviembre de 2010

TIEMPO DE NAVIDAD: HERODES


Era mucha noticia la noticia
que llevaban los aires galileos,
era mucha sorpresa para un rey
que se decía dueño de los aires;
por eso aquel murmullo te ponía
los ojos fríos y la piel de estatua.

Mejor es que te quites la diadema
y te eches a llorar toda la vida;
es inútil que sigas entre adargas
altivo y duro hombre frente a Dios.

Deja de hablarte a solas, de subirte
al alto mirador de tus almenas;
es inútil que olvides que es el tiempo
de que nazca en Belén la profecía.

No preguntes por él, no mientas gozo.
No encontrarás a nadie que te diga...
Un ángel del Señor torció las huellas,
de los camellos bíblicos de Oriente.

No te meses la barba temblorosa,
ni te rasgues la púrpura del manto,
no intentes ocultar que ya te corre
un miedo de cien siglos por las venas.

Y no le busques más, no te valdría.
Es inútil que sigas afilando
tu venganza en los cuellos inocentes...

Para el Hijo de Dios siempre habrá niebla
o una palmera al borde del camino.


Antonio Murciano
"Navidad. Poesía completa 1950-2009"
(Ilustración: Asensio Sáez)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada