domingo, 31 de octubre de 2010

POR DISTINTOS CAMINOS (39)


Espera el viejo noray
sobre el malecón del puerto
que el costado de un mercante
se apriete fuerte a su cuerpo.

Al fondo, Gibraltar sueña,
tendida entre mar y cielo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada