viernes, 24 de septiembre de 2010

VISIONES DE ISLA CRISTINA (18)

VISIÓN DIECIOCHO

Llegué a ti sin más valija
que un lapicero y papel,
y ya ves que cada día
-ladrón de melancolías,
contrabandista de sueños-,
me llevo lo más isleño
que como madre cobijas:
el sol, las dunas, los pájaros
que te vuelan derredor,
tu sonido, tu murmullo,
tu silencio, tu dolor,
tus calles, tus medias luces,
tus cigüeñas -¡mis cigüeñas!-,
tus verdes cañaverales,
tus palomas y esos mares
donde van los marineros
más valientes y punteros
de tus memorias cabales.

Sólo lápiz y papel.

Perdón por haber robado
cuanto vi, aunque no he hurtado
lo que de verdad quisiera:
llevarte de compañera
a Triana, y que, a tu lado,
volviera a ser marinera
como lo fue en el pasado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada