martes, 20 de abril de 2010

CASETA DEL ARTE: HILARIO GUTIÉRREZ

LA CASETA

La caseta de lona que amamos tanto,
con sus blancas cortinas de encaje viejo,
y en el fondo el piano, bajo el espejo,
tiene de los hogares todo el encanto.

Es alegre, risueña y acogedora;
con mesura y recato se bebe el vino,
se come y se murmura con el vecino
y las muchachas bailan hora tras hora.

Y cuando a media noche, todo desierto,
apagadas las luces, la Feria quieta,
se percibe a lo lejos -rumor incierto-

en la guitarra quejas de una falseta...
¡Qué cosa más bonita soñar despierto
en el manso regazo de la caseta!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada