viernes, 20 de abril de 2018

LA MENTIRA TIENE LAS PATAS MUY CORTAS EN LA CORRUPCIÓN


Esta es una imagen de quid pro quo, cuando el actual rector de la URJC, Javier Ramos, se une con Cristina Cifuentes en el acto de posesión del rectorado. Quid pro quo, una expresión latina con mil variantes según los países en los que suele emplearse, pero que no varía mucho en su intencionalidad: Doy para que me des; hoy por ti, mañana por mí; cambiamos una cosa por otra, etc.

Su acostumbrado uso, sobretodo cuando lo utilizan los políticos en su beneficio, ha llevado a España a producir numerosos y muy importantes casos de corrupción de toda índole y en todos los estamentos del Estado. La espantosa corrupción española ha minado los campos de las obras públicas, la sanidad, las cuestiones laborales, la vivienda, la libertad de expresión -y de impresión-, la de la educación primaria, secundaria y universitaria... Todo está corrupto a nivel de las instituciones. Ni una sola se salva. Los ciudadanos sólo servimos como pagaches de un gobierno que está en quiebra por los malos usos y que nos está arrastrando a la pobreza y, lo que es peor, a una humillación vergonzante como personas. 

Lo de Cristina Cifuentes es casi lo mínimo que suele pasar en nuestro país día a día, aún siendo muy importante este tema de falsificación, continuas mentiras y chabacana soberbia política. Ya se va a cumplir un mes desde el que un profesor de la URJC, Salvador Perelló, abogando por la limpieza en la Universidad en la que ejerce, dio el pitido de salida de este tema -que ya huele por la resistencia-, de la Presidenta de la Comunidad de Madrid, más mentirosa y nariguda que el Pinocho creado por el carpintero Geppeto en la célebre y universal obra de Carlo Collodi.

Esto ha servido para destapar parte de la gran corrupción que habita en nuestro país, y en el que se ven implicados el propio gobierno con muchos de sus ministros y altos cargos, constructores, empresarios de todo tipo, jueces, rectores universitarios, policías y adláteres de todos los gremios. Es una pena el hecho de la corrupción generalizada, y un auténtico desastre el no poder hablar de este tema, y de otros más candentes y vergonzosos, con tus propios amigos y compañeros, ya que en España, desgraciadamente, y por miedo, por temor a una ley mordaza injustificable en cualquier país democrático -que conste que España no lo es- todos callan y asienten con la pérdida de los derechos, con la censura impuesta, pasando los ojos por esta degeneración sin querer ver ni oír. Tenemos lo que nos merecemos: una generación de viejos que siguen dando el callo pidiendo a gritos lo que les pertenece, unos políticos a los que les llega la mierda al cuello, y una juventud sindi: sin dinero, sin trabajo, sin ambiciones y sin vergüenza, y que se salve el que pueda.

El tema Cifuentes ha servido para tirar de la manta y sacar las miserias de los contrarios. Desde Luis Roldán hasta nuestros días, nombres y más nombres, siglas y más siglas, se superponen en una espiral de engaños a los hombres y mujeres a los que siempre han dicho que iban a defender en sus proclamas políticas de las elecciones. Se me quedarán muchos políticos con másters falsos en la lista de uno y otro bando: Juan Manuel Moreno Bonilla (PP) -el eterno presidenciable para la Junta de Andalucía-; Elena Valenciano (PSOE); el falso médico Tomás Burgos (PP); Joaquín Ramírez (PP); el propio M.Rajoy (PP); Alfredo Pérez Rubalcaba (PSOE); Fátima Báñez (PP); Pablo Iglesias (PODEMOS); Albert Rivera (CIUDADANOS); Artur Mas (CIU); Ana Mato (PP); Pilar Rahola; César Zafra (CIUDADANOS); Juan Carlos Monedero; Leyre Pajín (PSOE); Patxi López (PSOE); Gregorio Rojo (PSOE); Trinidad Jiménez (PSOE); José Montilla (PSOE); José Luis Corcuera (PSOE)..., y sigan añadiendo nombres a esta larga y vergonzante lista de CV de politicastros de nuestro país. Quien sea demócrata tiene que sentir una tremenda vergüenza de esta España en la que habitamos, cuya imagen manchan sin pudor alguno aquellos a quienes votamos.

Ha bastado lo de la Presidenta de la Comunidad de Madrid para sacar parte de la miseria de los demás partidos. Toda la legislatura se llevan tirándose los trastos a la cabeza voceando aquello de: ¡Y tú más! ¿Eso es gobernar, señores?

Hoy, por estas y otras circunstancias propiciadas por los políticos, al menos a mí me da vergüenza de ser y sentirme español. La mayoría de los que nos gobiernan van a lo suyo: a forrarse y a forrar a los que después les abrirán las puertas giratorias de las grandes empresas y les propiciarán un lugar de lujo en sus consejos de administración. ¿Y el pueblo? Pues pasándolas canutas para ver cómo puede llegar a fin de mes.

La mentira, que según acepción de la RAE es una expresión contraria a la verdad, y es una declaración falsa o parcial realizada por alguien cuyo objetivo principal es que se le crean, tiene las patas muy cortas, pero aún más en casos de clara corrupción. Pero, ojo, que aquí nadie dimite por engañar o intentar engañar al pueblo. Lo que se lleva políticamente es defender la inocencia (?) aún a costa del más sangrante ridículo. Es lo que tenemos. Es una pena, una ignominia, un fraude a toda escala que se enfrenta a la nobleza y sinceridad del voto de cada uno que ejerce su derecho.

Está en la nebulosa el tema Cifuentes y nos aparece por el tétrico horizonte político español el tema del ministro Montoro con el juez Llarena. O nos volvemos locos los españoles o dejamos de votar. Es la única fórmula que se me ocurre antes de sentirme engañado y humillado una vez más.


martes, 10 de abril de 2018

DESDE MI TORRE: EL CACHONDEO DE LA CIFUENTES Y EL PP


Después de todos los desastres políticos que están ocurriendo en nuestro país últimamente, los muy patrioteros del PP, los que viven de la mamela, los aplaudidores, los abrepuertas, los recogecosas, los abrazafarolas y los conmilitones de los distintos partidos -que más parecen partidas de las que perseguía Julián de Zugasti por Sierra Morena y por la de Ronda-, se cabrean cuando a España la descalifican constantemente en los medios internacionales. Es que es lo que hay, señores: ministros/as, medalla cofradiera al pecho, cantando que son el novio de la muerte en la Semana Santa de Málaga, aún a pesar de que, tal como indica el artículo 16, punto 3, de nuestra Constitución, ninguna confesión tendrá carácter estatal; ministros y diputados y personal de alto standing -amparados por el propio Presidente- haciendo lo que les da la gana e intentando convencer al país que sin ellos en el Poder esto sería un auténtico desastre; una clase política que miente constantemente a todos los españoles creyendo firmemente que todos somos tontos y que nos tragamos, además con muy buena fe, todas la barbaridades que nos cuentan. Esto es lo que hay, señores. Y lo malo es que este coche político no tiene rueda de repuesto. El partido que podría actuar como verdadera oposición, Ciudadanos, y que según las encuestas puede arrancarle el gobierno a los peperos, es un calco del que ocupa el banco azul del Congreso y duda más que un bizco en un cruce a la hora de pronunciarse en cualquier tema que pueda comprometerle.

Para colmo de males al tema alemán de Puidegmon, al de los presupuestos generales en el aire, al de las calles llenas de manifestaciones, con la advertencia de una posible huelga general, se une la más que demostrada mentira -aunque quieran convencernos de todo lo contrario- del máster de la señora Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad de Madrid. El tema, después de muchos vaivenes de la Universidad Rey Juan Carlos, que está gozando de menos prestigio que un betunero en Marbella, y de la más que demostrada soberbia de Cifuentes defendiendo lo indefendible, mientras se ríe de todos, está ocupando todos los espacios de prensa, radio y televisión y, como el de las dos reinas, también ha cruzado nuestras fronteras para ser criticado en todo el mundo. Esto es lo que hay, señores.

La convención del PP en Sevilla el pasado fin de semana para dar auge al Partido ha sido un desastre y ha logrado lo contrario de lo que se pretendía. Doña Cristina ha sido la gran protagonista con una verborrea imposible de aguantar y con unas poses más dignas de un programa televisivo morrallero que de una persona que es presidenta de una comunidad autonómica. Le faltó besar al director del hotel -que aún no lo sé-, pero ninguno de los asistentes se quedó sin su beso, mucho menos el presidente Rajoy, que la defiende a capa y espada sabiendo de principio a fin que el tema del máster de su pupila de partido es un auténtico montaje en clara connivencia con la degradada Universidad.


El caso, al parecer, fue destapado por el muy cualificado profesor de la Universidad, Salvador Perelló, combatidor, desde hace mucho tiempo, de las injusticias que en ella se cometen. El acta de su máster lleva varias firmas falsas, así como se falsificó el acta completa propiciada por el rectorado. Pero ni aparece el acta ni aquí dimite nadie. La desvergüenza de una y otra parte campa a sus anchas. Y no passsssssa nada. A eso es a lo que nos tiene acostumbrados el PP de nuestras miserias. Qué fácil es, y en un solo día, saber la verdad: SÍ o NO. Pero ellos, unos y otros: Gobierno, Universidad y Cifuentes, continúan mareando la perdiz y poniendo de los nervios a todos los españoles que no piensan como ellos.

Hasta para combatir la mentira la política anda de por medio. Lástima. Y más lástima que no se arregle un tema tan  fácil como el de Cifuentes en un tiempo mínimo. Sólo el PSOE, apoyado por Podemos, ha pedido una moción de censura para Cristina Cifuentes. Ciudadanos, al que siempre le gusta nadar guardando la ropa, ha demostrado una vez más su cobardía para combatir la corrupción. Para ellos todo se basa en números de rentabilidad política. Y ahora, como siempre dice su patrón Rajoy, ahora no toca. Pues nada, señores, a esperar, que para eso estamos. Es lo que hay mientras los votantes se inclinen siempre en las urnas a dar sus sufragios al mal hacer y a una corrupción inmensa que llena de mierda a todas las instituciones. Y que se salven las pocas que hayan decentes. Nos sobrarán los dedos de una mano.

No hay otra cosa, señores.


lunes, 9 de abril de 2018

DESDE MI TORRE: MARCHANDO UNA DE REINAS


Esta fotografía, y otras del mismo tono, tomada al finalizar el Domingo de Resurrección la misa de Pascua, en la catedral de Palma de Mallorca, ha dado la vuelta al mundo para vergüenza de propios y extraños. Como estábamos aburridos en estas fechas de Semana Santa con los temas de Cifuentes, Puidegmón, el juicio de los EREs, la Gurtel, las manifestaciones de funcionarios, jueces y fiscales, las de la Sanidad, la del soterramiento de las vías del AVE en Murcia y la petición de los granaínos pidiendo que el tren llegue a la ciudad, una de las más turísticas de nuestro país, después de tres años y dos días desconectada de este medio de locomoción, las de los pensionistas, las de las mujeres, etc., pues la señora Letizia Ortiz Rocasolano, reina de España por la gracia de Dios, que no por el sufragio de los votos, la lía de gordo saliéndole con este gesto el pelo de la dehesa.

He dejado pasar un poco el tiempo para este breve comentario por aquello de la superabundancia de información de todo tipo en los medios de comunicación: prensa, radio y televisión y, por supuesto, en los cientos de cachondos memes ridiculizantes, las conversaciones callejeras, las de los centros de trabajo y bares y hasta en el seno de las propias familias.

Aunque conocía el libro que sobre ella escribió su primo hermano, David Rocasolano, publicado el año 2013 por Ediciones Akal, titulado "Adiós, Princesa" (ISBN: 978-84-96797-61-1), no había tenido el placer de leerlo, ya que creía derivaría en una publicación rosa tan al uso en nuestros tiempos. Pero me animé, lo compré y Amazon me lo puso en casa al día siguiente. Me lo bebí de pitón a rabo en una sola jornada y releí algunos pasajes que no tienen desperdicio. Esta Letizia: divorciada, reuntada y abortista -que no es mi Reina ni la de muchos españoles-, según su primo, que la sacó de muchos apuros durante toda su vida, y aún más ante el acercamiento a la Casa Real, haciendo desaparecer de la clínica Dator de Madrid la documentación de un aborto que tuvo su prima, fruto de las relaciones con un compañero periodista del que el escritor ofrece nombre y apellido, la califica de soberbia, dictatorial, orgullosa y paranoica. Y, en verdad, de paranoica se puede tildar el gesto de esta borde Reina, sin apenas vasallos, a la salida de la misa de Pascua en Mallorca. Lo malo de este nefasto ejemplo es que parece lo está copiando la futura Reina: la infanta Leonor, quien no se cortó un pelo para quitar de mala forma de su hombro derecho la mano de su abuela, la Reina emérita Sofía.

Lo dicho: el pelo de la dehesa. A la plebeya -como así la denomina el experto en casas reales: Jaime Peñafiel- hay que atiborrarla de clases de educación si no quiere que la monarquía fracase. Mucho le va a costar a la Casa Real remontar este incidente provocado por esta maleducada que no cae nada de bien a casi toda España. La monarquía siempre pende de un hilo, y Letizia, con sus gestos, puede romperlo en un segundo.

Por la cara brusca de Felipe VI, por la de Juan Carlos, y hasta por la de los propios guardaespaldas, amén de la de la Reina emérita, se podía intuir la inmensa bronca que se armaría al llegar a la Zarzuela. No es para menos. Ayer domingo, ante la visita familiar a Juan Carlos a la clínica donde le han operado de la rodilla, parece que todo era normal, una estampa idílica familiar. De una semana a otra todo ha quedado en el olvido. No hay mentira más grande. Hay que considerar que con las sonrisas obligadas de cara a la galería ellos se ganan el sueldo y tienen que disimular todo el odio acumulado contra esta advenediza a la realeza que durante mucho tiempo de su vida se jactaba de ser antimonárquica. Todo el falso esfuerzo que hizo para conquistar el corazón de Felipe, hasta tener la inmensa suerte de llegar a Reina de España, de esta España de charanga y pandereta, la ha tirado por la borda en un gesto que ha dado la vuelta al mundo, aunque no es el único que ha protagonizado desde que era una simple periodista hasta llegar a la Zarzuela.

No soy monárquico, pero sí soy un hombre educado que respeta a las instituciones. Falta le hace a esta arribista Reina de pacotilla unas buenas lecciones de educación y aprender a respetar a su marido que, entre otras cosas, es el Jefe del Estado. Ha tardado, pero al fin se le ha visto el pelo de la dehesa: ese que suele salir a flote más tarde o más temprano. ¡Cosas!


viernes, 23 de marzo de 2018

DESDE MI TORRE: MI VIERNES DE DOLORES



MI VIERNES DE DOLORES

No coinciden las fechas por tu santo:
unas veces abril y otras por marzo,
pero intento engarzar y siempre engarzo
lo mucho  que te amé. Y hoy viene el llanto

de nuevo a visitarme con tu encanto.
Aquí me tienes, como es fuerte el cuarzo;
pero, débil sin ti, marzo no es marzo,
ni abril será ya abril sin que tu manto

me proteja, me cuide y se me arrope
a mi cuerpo de niño, siempre al lado
del tuyo, que eran límites muy sabios.

Me dejaste aquí,  y voy excavando
mi corazón sin besos por buscarte
el bendito horizonte de tus labios.

martes, 20 de marzo de 2018

DESDE MI TORRE: SEVILLA ESTRENA SU PRIMAVERA


A Sevilla no le van bien las sombras del otoño ni los edredones del invierno. Se aguantan los chaparrones de los termómetros veraniegos, pero cuando Sevilla se enseñorea -aunque siempre ha sido y es señora para ejemplo del Mundo- es cuando arranca su Primavera. No la primavera que arropa a todos los países. No, no, qué va, Sevilla vacila de una Primavera única cuando se convierte en colores, en hiedras matizadas, en las enamoradas del muro que cubren sus fachadas, en el azahar que brota de sus naranjos y limoneros, en los romeros de sus arriates, en las altas damas de noche perfumadas de sus patios, y en las buganvillas que asoman por sus almenas y por sus altas tapias, en sus jazmines olorosos y perennes, en el variopinto caleidoscopio de sus geranios y gitanillas que se vuelcan en sus balcones, en la enredadera natural de sus claveles perpetuos, en sus azaleas y begonias...

Sevilla es la luz de todo el mundo, el cielo azul que se santigua al ver pasar a su Estrella camino del puente mientras la piropean por San Jacinto. Sevilla huele a Semana Santa, pero no es así: Sevilla, a pesar de la Pasión que se conmemora en un sola semana, es la reina de la alegría, el gozo, la diversidad, la copa de manzanilla y la tapa en un gastado mostrador mientras la conversación de los amigos se derrama con este derroche de vida. Sevilla resucita, curiosamente, un Viernes de Dolores, se viste de gala un Domingo de Ramos y se llena de dorado albero en una Resurrección en la patena maestrante.

Mueren sus Cristos y lloran sus vírgenes mientras el azahar perfuma todos sus quicios y perfiles, pero goza el sevillano con la Pasión, con el esplendor que marca con incienso en el calendario, con el regocijo de la túnica planchada sobre la butaca mimbreña del salón. Enmudecen sus calles ante la pisada silenciosa de su Gran Poder, revive en sus Esperanzas, se sacrifica para seguir viviendo en su Cachorro, y espera, paciente, que llegue ese domingo de gloria en el que voltean a júbilo todas las campanas de sus espadañas y la Giralda, señora y señorona del paisaje, desde al Aljarafe a la Vega, hace cimbrear su cuerpo de alta espiga para añadirse a la alegría de sus hijos.

Sevilla ha resucitado y se ha llenado de colores. Tras ese silencio que ha impuesto su Semana de Pasión, Sevilla se disfraza y transforma de nuevo en otra alegría singular. Se almidonan trajes y volantes, se limpian sombreros y zahones, se acicalan mujeres y hombres y niños, y niñas que ya mueven sus brazos al son de unas "sevillanas" que nunca olvidarán y que, días andando, también enseñarán a su prole. ¡Primavera de Sevilla! La luz cae sobre el espacio como un chorro de oro cálido que hay que disfrutar. El goce mayor está metido en una copa de vino fino, en el aro de una charla sin prisas, en el baile entrelazado, en los ojos húmedos de vivencias...

Cuando el Real ya ha apagado sus últimas luces, Sevilla se viste de Pentecostés y pone verdes a su vida soñando caminos de marismas cercanas para reverenciar a su Madre del Rocío...

Sevilla, un año más, estrena Primavera y se moja, enterita, de todas las bendiciones con las que quiso dotarla el Hacedor.


lunes, 19 de marzo de 2018

DESDE MI TORRE: LOS GOBERNANTES SUELEN PERPETUARSE


El éxito de las votaciones que nuevamente han nombrado a Vladímir Putin como Presidente, con el 76% de los votos, es indudable. Probablemente es que a los pueblos les caen muy bien los que mandan, aunque los que deben mandar sobre los diversos gobiernos son los pueblos. Putin se va a perpetuar más que Stalin y Franco, más que la Colonia Añeja y aún más que el restaurante madrileño de Botín. ¿Qué droga es el Poder para que nadie quiera dejarlo? Sin duda tiene que ser más fuerte que la heroína, la coca y la marihuana, y todos aquellos opiáceos de los que andan por el mundo.

Pues nada, ahí tienen al hombre, que es más frío que una nevera de playa y fija más los ojos que un azor en su presa, siempre tieso como el nazareno que lleva la Cruz de Guía de El Calvario, más callado que un gitano en los juzgados y más serio que el que porta el farol del Santo Entierro. ¡Pero ahí está el tío!

El incienso de nuestras procesiones no mata lo que el gas "Sarín" o el nuevo "Novichok". Más mata en nuestro país el "Butano", por los precios que tienen que pagar los pensionistas. La extinta Unión Soviética quiere recuperar a la antigua Rusia: la del Poder, la del caviar, las bellas mujeres y el vodka, y la de la dictadura, la de la nueva Guerra Fría, la del enfrentamiento eterno con Estados unidos. ¡Faltaría más! Pues buenos se han unido: Trump y Putin: dos excelentes personas, dos maravillosos estadistas, dos excelentes hombres a los que Dios puso en el mundo para lograr la paz del mismo. ¡Qué excelentes genios mundiales: el Alfa y el Omega!!

Y no digo lo contrario para cubrirme. No vaya a ser que mañana reciba otra carta letal de Fátima Báñez, que me deje muerto con otro 0'25, una de Trump con gas mostaza , o una de Putin, con olor a vodka rojo llena de "Novichok". ¡Benditos, que sois unos benditos! Que os quiero a todos, ¿vale?

domingo, 18 de marzo de 2018

DESDE MI TORRE: SEÑOR M.RAJOY, UNA IMAGEN VALE MÁS QUE MIL PALABRAS


Ante los grandes problemas del país, nuestro Presidente del Gobierno siempre se ríe de nosotros e intenta desviar la atención hacia otros temas que sólo saca en los momentos justos, como está pasando con la prisión permanente revisable, que evidentemente hay que discutir con atención pero con mucha serenidad. M.Rajoy no puede querer aprovecharse de ciertas coyunturas tristísimas para toda España, muy dolorosas, para, como un gran ilusionista, hacernos que dirijamos las miradas hacia otro lado, al que a él y a los suyos les interesa. No le ha dado importancia alguna, al menos para el exterior, a las protestas feministas, que han sido todo un éxito elogiado por casi todos los medios mundiales. Ante los bofetones, se esconde. Es lo que ha hecho siempre.

Ayer, ante otra de las grandes lecciones del pueblo que no sabe presidir, los pensionistas le dimos otro bofetón de los gordos, a pesar de que él y su portavoz Rafael Hernando se hayan llevado semanas rezando y poniendo velas a Dios para que viniera otro diluvio universal y tuviese que suspenderse la manifestación. Pero los viejos, defendiendo nuestra dignidad, hemos tenido la ocasión, una vez más, de demostrar que tenemos más cojones que el caballo de "El Espartero", aquel don Baldomero en cuya escultura ecuestre madrileña (1886) su autor, el escultor de Tarragona Pablo Gilbert, dotó de más atributos a su caballo que al propio general.

¿Que nos dirá ahora, señor M.Rajoy? Estas manifestaciones, como a mí me gusta, nos están organizadas por los sindicatos ni, afortunadamente, las banderas de C.C.O.O. y UGT se mezclan con el pueblo. Ayer sólo los paraguas amparaban a miles y miles de personas que pusieron sus voces claras a sus velas petitorias. Cayó la mundial -agua muy necesaria para los pantanos y acuíferos-, y la mundial de pérdida de votos para los arrogantes. Estas manifestaciones  están levantadas desde el propio pueblo por la insolidaridad de su gobierno, por el robo sistemático a aquellos que levantamos a la España que usted preside, llamada generación de héroes.

Como dicen que una imagen vale más que mil palabras, aquí lleva más de diez mil palabras en fotos diferentes que he tomado prestadas de los importantes medios impresos de comunicación del país, aunque estoy seguro de ya tendrá un dossier sobre su mesa del que puede reírse, aunque presiento que está temblando por sus consecuencias. Una vez que tome usted una decisión valiente sobre el tema, ya hablaremos de la prisión permanente renovable y de otras cosas urgentes, siempre que se recojan en la Constitución. Y por cierto: ¿Entrará, por fin, Urdangarín en prisión? A lo peor, para usted, como la huelga feminista, ahora no toca.











¿Hay algo más en lo que le pueda ayudar, señor M.Rajoy? De nada.

viernes, 16 de marzo de 2018

DESDE MI TORRE: EL PSOE Y LA REINONA


Con una mujer así en jarras, aunque no fuese Presidenta, pero de Triana y de "El Tardón", no hay quien pueda, ni siquiera el Secretario General de su Partido que es, en la teoría y en la práctica, quien debe mandar sobre ella por muy reinona de Andalucía que  se autoproclame. Le dolió a ella, y mucho, el K.O. que le asestó su compañero en las primarias, un Pedro Sánchez al que su propio partido daba ya por muerto y amortizado tras decir la verdad y abandonar su escaño en el Congreso cuando el PSOE le regaló el gobierno al PP por indicación de sus barones.

¿Barones? Come dietas, es lo que son. Felipe quiere implicarse en todos los debates, como le pasa a Aznar en el PP, y a Alfonso Guerra -que no creo que sea verdad que se haya pasado a Ciudadanos, como ayer comentaba la prensa de nuestro país-, y Bono, y todos los ex que no quieren asumir que ya son lo que son y no lo que eran. ¿Tan difícil es dejar la poltrona?

A mí, Sánchez me resulta coherente, aunque está claro que toda la prensa de derechas y los que debieran defender las siglas del Partido que los hicieron supermillonarios quieren cargárselo de un golpe sin motivo alguno. Anteayer fue de los pocos, sabiendo que podía quitarle votos, en defender la derogación de la prisión permanente revisable, que, sólo hay que tirar de hemeroteca, fue lo mismo que antes de dar bandazos dijo Rivera, el líder camaleónico de Ciudadanos que sueña con quitarle el sillón azul a Rajoy, y la fuerza a otros partidos que ahora quieren sacar tajada del dolor ajeno.

La reinona, amparada, no sé por qué -que sí lo sé- por la vieja guardia del PSOE, siempre le hace frente a su Secretario General ante cualquier invitación. La reinona tiene la agenda completa. ¡Quién se lo iba a decir cuando en ella sólo tenía apuntada, hace pocos años, la noche del pregón de la Velá de Santa Ana! También ha puesto excusas para asistir a la Escuela de Buen Gobierno. Pues nada, que la señora haga lo que le dicen los caducos del Partido y no se ajuste a los encuentros que le ofrece su Secretario General, al que están machacando sin piedad alguna los ajenos y los propios.

No creo que Alfonso Guerra -tal como dije antes- se haya pasado a Ciudadanos, a menos que pida un cargo para su hermano Juan, que fue, junto a él, quienes se cargaron la honestidad del Partido Socialista y posibilitaron la caída del también supermillonario Felipe González. Con este tema murió el Partido, no solamente en Sevilla, sino en toda España. Alfonso "El machadiano" ha vivido siempre de puta madre, ha seguido cobrando de revistas tan importantes como la desaparecida "Tiempo", ha aparecido cada dos por tres en todas las televisiones del país trinca-trincando y ha querido dar clases de todo cuando tenía que haber empezado por dárselas a sí mismo.

El PP va a caer de aquí a muy poco. El PSOE se va a pique con esta marinería amotinada por soberbia. PODEMOS tiene una gripe profunda que se acerca a la neumonía mortal. Estos gobernantes son un desastre total. ¿Y quién queda? No queda nada: sólo la Fe y la Esperanza. Y estas dos virtudes ya casi están desaparecidas en nuestro mundo. No nombro a Ciudadanos porque es como volver a nombrar al PP.

La reinona andaluza se cree eso: reinona. A Pedro Sánchez nadie de su Partido le escucha. Ya mismo en vez de PSOE se llamará R.I.P., y la culpa la habrán tenido todos los socialistas, desde el primero hasta el último, y muy especialmente doña Susana.

¿A cómo tiene la agenda política vacía la señora Susana cuando llegue la Feria de Abril? ¡Anda que no!


DESDE MI TORRE: EN LUCHA POR LAS PENSIONES


No hay que bajar la guardia ante este robo del Gobierno a los jubilados. Sus representantes nos han robado el dinero y la dignidad, y encima se ríen de nosotros después de habernos dicho durante  décadas que todo lo que estábamos cotizando a la Seguridad (inseguridad) Social conformarían nuestras pagas de jubilados. Cuando doblas la esquina, te encuentras con un desfalco, a los que ya nos tienen acostumbrados a lo largo de nuestras vidas. Hemos pagado el IRPF durante muchos años y, ahora, nos lo vuelven a cobrar. Nos juraron y perjuraron que nuestras pensiones subirían de acuerdo con el IPC, y ahora nos dan el tocomocho del 0'25, además anunciado a bombo y platillo con una carta sarcástica de la ministra Fátima Báñez.

Como decía "El Guerra", el segundo gran califa cordobés: "Lo que no pué ser no pué ser, y además es imposible". Pues esto no puede ser porque es un atraco a mano armada. Y me parece que este delito a tantos millones de personas está penado, o debería. Y, además, es imposible que nos maten a tantos viejos por defender nuestros derechos: bien de hambre o de frío.

He dicho en estas páginas miles de veces que no pertenezco a ningún partido político, pero yo me quito mi sombrero -ya que soy de los que los usan cada día- ante Julio Anguita -al que llamaban "El Califa Rojo"- porque ha demostrado haber sido el político más honrado de España y el único, en toda la democracia española, que renunció por escrito a la paga vitalicia de pensión máxima, con la argumentación de que tenía bastante con la pensión de su ejercicio de profesor. 1848 euros es la pensión del que ha sido el político más honesto de este país de sinvergüenzas. Posee un coche modesto, un Seat León, un piso medio muy cercano a mi casa, y un ordenador para propagar sus ideas, sus escritos y sus lecciones magistrales.

Deberían escuchar qué dice este hombre -que, entre otras cosas, fue el mejor alcalde que tuvo Córdoba- sobre el tema de las pensiones. No sé cómo se hace esto de la informática para trasladar un archivo de vídeo, pero les dejo el contacto en el que pueden verlo y escucharlo. No tiene desperdicio. La mente de este hombre es totalmente clarividente: https:/www.facebook.com/SpanishRevolution/.../160088659666680

El Gobierno ha rescatado a los bancos -y cómo no si esas son sus puertas giratorias-; ha rescatado a varias autopistas deficitarias -otras puertas giratorias para sus jubilaciones millonarias- y que, curiosamente, está formada por una sociedad concesionaria con Ferrovial, Sacyr y Kutxabank. La última, me parece que es la tercera, la AP-36, la que va de Ocaña hasta La Roda. Miles y miles de millones de euros para salvar a los ricos, para salvarse ellos, para salvar lo salvable donde ellos tienen sus intereses.

¿Esto es vergüenza? ¿Nos quiere dar Rajoy lecciones de dignidad?

Mañana no tiene más remedio que tragarse el chaparrón. Y es gordo. Los viejos no nos vamos a conformar con el 0'25 hasta que Rajoy y su compaña -Alibabá con 50.000 ladrones- tengan la misma subida que nosotros y, como máximo, por ser politicastros, 3.000 euros de sueldo. ¡Que ya está bien!


miércoles, 14 de marzo de 2018

DESDE MI TORRE: UNA SOLUCIÓN CACHONDA PARA LAS PENSIONES



No, que no ha habido un terremoto en el Congreso ni Tejero ha entrado de nuevo. Es que sus "señorías" estaban en la cafetería, poniéndose del diez por menos de dos euros: esos a los que no han llegado la mayoría de los jubilados con la enorme subida del 0'25 de Fátima Báñez, ministra del PP nombrada por M.Rajoy. En el Congreso, los diputados/as hacen la semana americana: que van cuando les da la gana.

El gallego, como Franco, siempre se cree que está en posesión de la razón -aunque para razón, razón, aunque muy de derechas, ya está Paco Marhuenda, que sí que acude a todos los debates de la tele para trincar un poquito más cada día, decir que la huelga feminista es de pijas y que los pensionistas no tenemos derecho a protestar. ¡Faltaría más, don Francisco!

Bien apoyado está en muchos flancos el señor M.Rajoy, el que se lleva dos horas hablando y hablando sin dejar en claro absolutamente nada.

Qué buen artista es usted
que nada y guarda la ropa,
siempre dice que va a proa
cuando navega hacia popa
ayer, hoy, y anteayer.

El número uno es 
de mentiroso impulsivo,
un Caudillo renovado,
un Caudillo redivivo.

Que hay que hablar del feminismo:
dice que no puede ser
hablar hoy de la mujer.
Mas dan todas el coñazo
y pronto se pone el lazo.

Ni nombrar a las pensiones,
¡harto estoy de tanto viejo!,
y después se va al Congreso
y dice que les da un beso,
aunque de subidas, nones.

No se da cuenta Mariano
que su presencia en España
es cual fístula en el ano.

Sólo aplauden al gallego
los golfos de la mamela,
los que se llevan la tela
y participan del juego.

Pues señor M.Rajoy,
yo le doy la solución
para que comience hoy:

Ustedes, los que nos mandan,
y se llevan la telanda:
tres mil euros como mucho,
sin prebendas ni lisonjas.
De millonarios a monjas.

Nada de oficiales coches,
de visas y mamandurrias
que a los viejos nos abruma.
Políticos de la tuna
de hotel a hotel con bandurrias.

Búsquense la vida, hombres
y mujeres del PP
como hacen todas y todos
cuando empieza a amanecer.

¿Que no puede ser así?
¿Que no se puede vivir
con tan poquito dinero?
-Pregúntele a los ancianos
que siempre estamos a cero.

A usted y a todo su equipo
le daba yo dos mojones,
porque estamos del PP,
y muy clarito, de usted:
hasta los mismos cojones.

DESDE MI TORRE: ¡QUÉ GRAN LECCIÓN, PATRICIA!


Has sufrido lo peor: la muerte de un hijo, de tu único hijo. Pero te has merecido lo mejor: el reconocimiento y el amor de toda España y de gran parte del mundo. Tu entereza ha sido un ejemplo de sacrificio y bondad para todos nosotros. Nada de venganzas ni de odios, nada de peleas, como hacen nuestros políticos. Cierre a la puerta de un drama que, por mucho que compartamos, sólo te ha tocado vivir a ti, Patricia. Gabriel se ha quedado con sus pececitos y se ha acabado el mal sueño de la bruja. Y nosotros, todos, con la sonrisa contagiosa de ese niño al que jamás olvidaremos, y con tu clase y tu talante.

¡Qué sublime lección de honestidad, de sinceridad, de millones de lágrimas crecidas desde la verdad! ¡Qué grande y humilde tu palabra! Cuando todos nos distraemos y sufrimos por nimiedades, vienes tú como catedrática de la vida a poner orden a nuestras penas, a enseñarnos cómo deben vivirse las tragedias, a conquistar un "cum laude" de fe, esperanza y caridad.

Ahora todo ha pasado, Patricia, aunque te queda lo peor: el recuerdo, los quince días que has batallado por creer que Gabriel aún vivía en vuestras lindes; las sospechas claras de que era la bruja quien te lo había robado para siempre. Andalucía, tan gigantesca siempre en sus manifestaciones, en las alegría y los dolores, sabe que te mereces la medalla de oro de las antiguas minas de Rodalquilar, oro sacado de sus entrañas pulso a pulso y pico a pico, lágrima a lágrima: todas las que nos ha arrancado Gabriel con su muerte y tú con un ejemplo que será muy difícil de olvidar.

Un diez de nota se quedaría corto para premiar todos tus gestos. Sólo te animo a que te recuperes, a que sigas amando al mundo así, de esa manera tuya, a que concilies todo lo malo que te ha pasado con la bondad que nos has pregonado, a que no te derrumbes nunca, jamás, para que sigas siendo el faro de una vida que a todos se nos congeló cuando supimos de esta noticia que nunca quisimos conocer.

Un fuerte abrazo, Patricia, por la lección que nos has dado a todos en este mundo lleno de desesperanzas.


martes, 13 de marzo de 2018

DESDE MI TORRE: CUIDADO MAÑANA CON LOS PLANES DE PENSIONES DE RAJOY


De nuevo mañana, y dice que a petición propia, Rajoy ha convocado, es decir, ha impuesto un pleno "informativo" en el Congreso, pero sin propuestas resolutivas ni votaciones de clase alguna. Lo más normal es que, tal como nos tiene acostumbrados desde hace tiempo, también los medios de comunicación tengan que conformarse con escuchar sus opiniones por videoconferencia sin que puedan abrir los labios sobre las dudas que inspire el Presidente. Es el sistema "rayjoniano" único en el mundo.

Cuidadín mañana porque la comparecencia ni admite debate ni, como he dicho, admitirá votaciones: un ejemplo claro de la abierta democracia del PP.

Los jubilados ya hemos advertido, y seguiremos advirtiendo huelga tras huelga. Somos diez millones de viejos, pero diez millones de votos que ante este robo sistemático no creo que se los demos gratuitamente a quien nos ha dejado la hucha de las pensiones encueros y tiritando.


lunes, 12 de marzo de 2018

DESDE MI TORRE: EN ESTE VALLE DE LÁGRIMAS


¿Quién te lo iba a decir, pequeño Gabrelillo, aunque tú bien decías que no te gustaba esta mujer? ¿Quién te iba a advertir que tu madrastra te iba a asesinar, que iba a acabar con tus sueños de niño y de llegar a ser algún día biólogo marino? ¿Y cómo pudo esta mujer teatralizar tanto, fingir que lloraba de verdad y engañar a tanta gente? ¿Quién nos lo iba a decir a nosotros, a toda España y a medio mundo cuando morimos también contigo al enterarnos ayer, al mediodía, de tu tristísimo final, de tu muerte injusta a manos de una mujer a la que sólo, en esa aberración, puede asistirle la locura o el alma criminal de una auténtica asesina?

La noticia de tu muerte nos dejó muertos a todos, Gabriel. Los que ya tenemos bastante más pasado que futuro, los que ya vamos limpiando mentalmente la cuchara para entregarla limpia en el poco tiempo que nos conceda la vida, no pudimos contener el llanto más profundo y abundante cuando supimos oficialmente lo que muchos de nosotros sospechábamos: que tu desaparición, y posterior asesinato, estaba dentro de un próximo entorno familiar, aunque tu familia era tu padre, tu abuela y tu madre Patricia.

No tuve ayer valor para escribir estas líneas. Hoy, tampoco, Gabriel, cuando te imagino en la mesa de acero de un forense observando qué te han hecho y cómo, pero sin poder acertar, imposible, cómo era el mundo de tus sueños, de tus fantasías, el secreto de tu eterna sonrisa...

Quien mata a un niño, como hizo un padre en Córdoba, el asesino Bretón, matando y quemando a sus dos hijos, acaba con los pocos ángeles que nos quedan en la tierra. Niños como tú que sois el futuro y que tenéis toda la vida por delante sois la alegría de  la nuestra, fatigada, ya casi acabada de tantos trabajos, de penas y tristezas. La tuya ha sido más grande. Tu madre, Patricia, ha llorado ya lo suficiente para que tengas un pozo marino en el que dedicarte a estudiar y besar a tus pececitos. Con nuestro llanto, ya tienes un mar dedicado a ti: el mar de Gabriel en la preciosa costa almeriense. Tu madre no quiere venganzas ni malas palabras en torno a tu recuerdo. Para recordarte, con todo el dolor del mundo que nos llena el corazón, lo mejor es hacerlo así: el recuerdo de tu sonrisa, la falta de odio a cuantos dominicanos o de otros países vinieron a tus lares o trabajan en los invernaderos de tierra tan rica como Almería, el respeto a todos... 

A ti, Gabriel, te tocó lo peor de una muerte que se aclarará lenta, pero ciertamente. El mundo te llenará tu vida de pececitos y nosotros, que ya apenas si creemos en nada, siempre creeremos en tí: el niño jovial de una sonrisa pegadiza y eterna que siempre llevaremos con nosotros, a pesar de que se nos salten las lágrimas por ti, cada dos por tres, cada segundo que te vienes a nuestros recuerdos.


sábado, 10 de marzo de 2018

DESDE MI TORRE: LOS CAMALEÓNICOS


¿Pero no había dicho días antes que "Eso no toca hoy"? Mas cuando observó con su retranca gallega que la huelga de las mujeres iba a ser un éxito y a liarla de gordo en todo el mundo, tuvo hasta la cara dura de colocarse el lazo morado en defensa visible de todas las feministas. Donde dije digo puedo decir..., con lo acostumbrados que nos tiene nuestro Presidente a sus clásicos trabalenguas incomprensibles: lo de la cuchara y el vaso, lo de los alcaldes, lo de los imposibles y los posibles. Una joya, vaya, que no sé cómo además de Presidente de este Gobierno no lo han nombrado académico de la RAE, con lo cual nuestro diccionario español se hubiese engrosado una barbaridad.

La Presidenta de la Comunidad de Madrid, la señora Cifuentes, niega una y otra vez que ella haya dicho que iba a hacer una huelga a la japonesa, cuando sus declaraciones, con su voz inconfundible, se han reproducido por activa y por pasiva en todos los medios de comunicación, aunque no sé si en TVE por aquello de la censura a todos sus trabajadores. La vallisoletana García Tejerina, otra ministra, se desmarca de la huelga de las personas de su misma condición y, para colmo, la de Igualdad, Dolores Monserrat, nos decía que "Ser feminista es una etiqueta": claro, inocente, como la marca del PP, el Cola Cao, la Coca-Cola, Ciudadanos, la Fanta, Emidio Tucci, Lacoste, Ikea, Zara, El Vaticano..., una etiqueta, como la que ella busca cada vez que rebusca en el lineal de un hiper. ¡Ay, que dolor de Dolores, o de Dolors, que aún es un nombre más feo, cuando bien podría haberse llamado Lola de Las Etiquetas.


Y al guaperas Rivera ahí lo tienen, como si acabase de salir de la basílica de El Cachorro un Viernes Santo. Estaban tan en contra de esta manifestación, que hasta la jerezana Inés  Arrimadas no sabía qué hacer para estar al lado de su jefe. La acorralaron los medios, la acosaron, pero seguía diciendo que esta no era su manifestación del feminismo. ¿Cuál es?

Él, nadando y queriendo guardar la ropa, quiso salir airoso, pero ha quedado como una chota en la política española. A la marca blanca del PP sólo le sale bien las encuestas..., las que pagan y hacen que este Partido se convierta en un lío entre lo que quiere ser y lo que verdaderamente es: el calco más derechista y joven del PP.

Todos, desgraciadamente, son camaleones, como aquellos que yo apresaba en mi niñez en la dunas de san Antón de El Puerto de Santa María por aquellos parajes entre pinos donde Alberti escribió su "Arboleda perdida".

Hoy dicen sí; mañana, no; pasado, no se qué. Nos llenan de embustes que ya nadie se cree. Tan malo, como reza la copla, era san Pablo como san Pedro.

Pero, no sé porque, peores son Rivera y Rajoy. Al menos, los otros, subieron a los altares, por las mismas manos camaleónicas de la Iglesia.

viernes, 9 de marzo de 2018

DESDE MI TORRE: UN PECECITO PARA GABRIEL


No he tenido ganas para pintarte un pez de mi propia mano, ni he querido buscar mis rotuladores. Sólo quiero que aparezcas, Gabriel, que a todos, con tu vuelta, nos devuelvas la vida.

No quiero las apariciones de ministros en teles, radios y periódicos. Te quiero a ti vivo, niño inocente y con la sonrisa eterna en los labios corriendo por tus senderos almerienses de Las Hortichuelas tras pasear desde tu casa para  besar a tu abuela. No te queremos desaparecido. Deseamos que estés con nosotros, con tus padres, con todos tus familiares y con toda esta gran familia que es España.

Todos los días lanzamos una oración al cielo y otra al fondo del mar para que tus pececitos de colores te traigan a tu terruño y todos pongamos, por fin, paz en nuestras almas.

¡Venga, Gabriel, te queremos pronto entre nosotros!

DESDE MI TORRE: HOMENAJE A LA LLUVIA EN LA VOZ DE MANUEL BENÍTEZ CARRASCO


Lo hemos estado pasando mal viendo que los días del invierno se nos iban y el cielo se resistía a regalarnos ni una sola gota de lluvia, y con lo largo y fuerte y crudo que es el verano en nuestra tierra. Por fin, cuando menos esperábamos este milagro, este agua bendita llegó a bautizarnos, a quitarnos los miedos de la sequía, a poner alegría en nuestros labios resecos, a llenarnos el corazón de esperanzas. Dicen los que saben que aún no ha caído lo suficiente, que se necesita más para llenar los pantanos que cubren las épocas de carestía. Pero hay que dar gracias a Dios por este maná líquido que promete una verde Primavera. 

Cada vez que escucho la palabra agua, o lluvia, me acuerdo inmediatamente de los muchísimos versos que le dedicó a este básico alimento, como el pan, mi gran amigo y poeta granadino Manuel Benítez Carrasco. No sabía elegir entre sus dos libros "Diario del agua" y "Anecdotario del agua", y al fin, por breve y como sentencia, me he decidido por este poema que tituló "Mi memoria está en la lluvia", que tuvo su primera edición en 1956 y la quinta, dedicada cariñosamente por él en una noche de versos por Triana, en 1993.

Mi memoria está en la lluvia;
en la delgada, solemne,
musical y mansa lluvia.

Como hierba agradecida,
mi frente, bajo la lluvia,
clarea, se esponja, brilla,

y a la puerta del recuerdo
salen a mirar la lluvia
las cosas que se me han muerto.

Las cosas mudas y solas,
que estaban medio olvidadas
debajo de la memoria.

Las cosas solas y mudas,
que hoy se asoman a la calle
para llorar con la lluvia.

jueves, 8 de marzo de 2018

DESDE MI TORRE: ¡YA ERA HORA!


Durante toda la vida desde que el mundo es, las mujeres, después de tantos desprecios, palizas, asesinatos y vejaciones han dicho que ya está bien y han salido a las calles de todos los países, más de 170, para demostrar, una vez más, que son las heroínas de una sociedad que siempre les ha dado la espalda. Sin ellas no existiría la vida, no habría nada sobre la faz de la tierra, no existirían los hombres: ese gremio al que pertenezco y que sólo se ha dedicado a menospreciarlas, a negarles la igualdad de sus pares, a vejarlas de palabra y obra, a arrollarlas en sus derechos más legítimos.

Han sido siempre mejores que nosotros, más valientes, más fuertes y más sacrificadas. Y hoy, una vez más, lo han demostrado al mundo entero haciéndose sentir, gritando fuerte. Todas las razones les asisten. ¡Basta ya de tanta brecha salarial y basta ya de tanto asesinato!


Sin esta mujer, mi madre, que tanto y tanto tuvo que sufrir en la vida, no estaría yo aquí. Sería imposible.


Sin esta otra, mi querida mujer Loli, no hubiera sido feliz durante medio siglo. Murió muy joven, pero Dios no quiso reservármela para más tiempo, aunque me dejó una vida llena de bondades, tres hijos maravillosos y seis nietos geniales.


Sin Elena, mi compañera, no hubiese podido soportar la soledad de la viudedad. Me da cada día cariño, amistad, y hasta aguanta mis rarezas, que son muchas, sin pedir nada a cambio.

He conocido a muchas mujeres en mi vida, todas ellas maravillosas. Y he tenido la suerte inmensa de que todos mis hijos tienen unas parejas excepcionales. Hoy, las mujeres nos han ofrecido una gran lección, menos la mayoría de las que se dedican a la Política, aunque hay que darles un 10 a las mujeres periodísticas comprometidas que se han unido al común, y un cero patatero a ministras del PP que todos ustedes conocen y a la representante de la marca blanca del PP, Inés Arrimadas, que se moja menos que un buzo en el desierto.

Quisieron politizar este Día Internacional de la Mujer desde el Gobierno: la Cifuentes, la Tejerina y muchas más. Aquí no se ha politizado nada. En el día de hoy, y ya era hora, las mujeres se han mostrado como son: reinas de un mundo que siempre le ha vuelto la cara, un mundo que, gracias a ellas, existe.

Ellas ya han dado el paso, espero que algún día la juventud de todo el mundo haga lo mismo, porque esta juventud  está más parada que un reloj de plastilina. 


FELICIDADES A TODAS LAS MUJERES DEL MUNDO


miércoles, 7 de marzo de 2018

DESDE MI TORRE: PARECE QUE FUE AYER Y SE CUMPLE MEDIO SIGLO


Así de joven, y creo que hasta guapo, con la moda patillera y unos ojos verdes llenos de ilusión, y el alma limpia, con ganas inmensas de ser un artista en lo suyo, comencé a formar parte de la plantilla de el equipo de artística de El Corte Inglés de la Plaza del Duque, en Sevilla, hace 50 años. Entré, entre obras: soladores, carpinteros, soldadores y albañiles con prisas para terminar sus trabajos, el 18 de enero de 1968, siendo el primer trabajador del escaparatismo en esta empresa. Recuerdo mi entrada por la única puerta abierta para la entrada de los operarios que allí trabajaban, abierta por uno de los futuros escaparates que daban a la Plaza de la Gavidia, y que custodiaba una excelente persona, fuerte y alto, un álamo de ribera, apellidado Morera.

Hasta el día de antes, yo había trabajado como escaparatista en los almacenes Gycos de Triana desde 1966, en la calle de San Jacinto, cuyo gerente y uno de los dueños de la empresa Alsesa era el señor Francos, un hombre tildado de duro pero que me quería con locura por la constancia de mi trabajo. No me lo digo yo, me lo dijo él cuando me citó en la central de la empresa, en la calle Jimios, para que no me fuese, doblándome el sueldo. Es decir, ganando yo más que el señor Benito, persona extraordinaria, que era el director de la sucursal trianera. Antes estaba de director, en el primer año (1966) el señor Salcedo. No me dieron liquidación alguna, ya que no había avisado mi propio despido 15 días antes, que es lo que decía la Ley. Tal como le dije al señor Francos, me iba porque creía en mí y que en la nueva empresa podría desarrollar mis intenciones artísticas, le agradecí su apoyo total y la tardía subida de sueldo que me ofrecía, y le recriminé cariñosamente que por qué no lo había hecho antes.


Y allí me vi, en un ambiente nuevo, casi dos meses antes de inaugurarse lo que antes fue el palacio de don Miguel Sánchez-Dalp cuya aprobación de demolición firmó el entonces alcalde, el trianero don José Hernández Díaz, catedrático de Historia del Arte, especialista en el barroco sevillano, que apostó por la modernidad al entender que el palacio era un neomudéjar abigarrado y de barroco no tenía nada. Sin embargo -años de cambios- el centro lo inauguró oficialmente como alcalde don Félix Moreno de la Cova, ganadero y político de la población cordobesa de Palma del Río.

Mis primeras labores en el estudio de artística fue el llevar a mis nuevos jefes a conocer las tiendas de Carreras y Padura para comprar algunas pinturas, pinceles y brochas para confeccionar unas grandes vallas publicitarias de nuestra presencia en la Ciudad, que se colocaron en la Plaza de Cuba y en el Hipódromo de Pineda. Poco a poco fueron llegando los compañeros que estaban realizando un curso en las tiendas de Madrid y los que se contrataron en Sevilla, entre ellos a dos que recomendé: a mi ayudante en Gycos, Luis Baeza, y a mi vecino Pepe Salvatierra, ya tristemente desaparecido.

Plantilla de El corte Inglés 1968

Desde enero hasta la inauguración, cuyo 50 aniversario se cumple mañana, nos encargamos de montar lo que sería el futuro Estudio: estanterías, mesas de trabajo, taller de luminotecnia..., y a descargar camiones que nos traían desde la central de Artística de Madrid todo el material para empezar a arrancar: pinturas, piezas de fieltro, herramientas varias, cientos de maniquíes, rollos y más rollos de naylon de todos los calibres, piezas de plásticos de todos los colores, cajas de purpurinas, rotuladores, cartulinas..., todo lo que se necesita para un departamento tan importante para el funcionamiento de una empresa.



La fachada que, gracias a Dios, no fue

Este fue otro proyecto que no se llevó a cabo. Menos mal. Horrenda fachada que quería imitar, en parte al palacio que se destruyó.

La prensa más oscurantista nos puso a parir con la inauguración de nuestros escaparates, porque en ellos, en los que daban a la Plaza del Duque se representaban a unas mujeres vestidas con distintas batas de cola imitando las distintas suertes del toreo, pero con cuernos, ya que la muerte es femenina. Se explicaba bastante bien con un texto precioso en cada una de las viñetas. Pero esa Sevilla inculta de hace medio siglo no lo supo entender. Tuve la suerte de montar esos escaparates con su creador, el gran artista y compañero Roberto Comas. Un genio, un auténtico genio. Cuando las aguas se fueron calentando, y poco antes de la cena de inauguración para el personal, don Ramón Areces nos citó a todo el equipo, nos agradeció el esfuerzo , nos felicitó por tanto arte, pero nos instó, cariñosamente, a que los tapásemos. Recuerdo a Roberto llorando, y a gran parte de todo el equipo. Tapamos con las cortinas esos escaparates de tanta ilusión para nosotros, no volvimos a la cena y nos fuimos a emborracharmos por la calle San Eloy. Nos citamos a primera hora del día siguiente y, en un plis-plas, cambiamos todos los escaparates aún con lágrimas en los ojos. Sólo Manuel Benítez Salvatierra, "César del Arco", director de la edición andaluza de "Pueblo", escribió un artículo hermoso a nuestro favor, y eso que estaba marcado como director de prensa muy falangista y muy de derechas.


Don Ramón Areces en 1968

Han pasado 50 años y parece que fue ayer. Toda mi vida ha estado vinculada a esta gran empresa en la que he trabajado mucho, desde que entré, y que me trajo a Córdoba en noviembre de 1995 cuando aquello de la compra de Galerías Preciados. He disfrutado con lo que hacía, pero jamás he tenido recortes para mis proyectos. He conocido a muchos artistas cuando montábamos los festivales de "Viva la Juventud": Víctor Manuel y Ana Belén, Serrat, Francisco, Fórmula V, Los Pekenikes, Los Bravos, Miguel Ríos, Los Brincos..., yo qué sé. Ya me falla la memoria. He tenido la oportunidad de montar escenarios para grandes artistas. La satisfacción de crear y montar grandes belenes en los que las colas eran interminables tanto en El Corte de Nervión como en Córdoba. He tenido la suerte de tener unos equipos maravillosos, entusiastas con lo que se hacía, implicados en cada tema.

Me he llevado cuarenta y tres años y medio, justos, trabajando en una empresa a la que he entregado todo lo mejor de mi mismo, pero que siempre me ha correspondido con dadivosidad, dinero y mucho amor.

Con el gran genio Roberto Comas

lunes, 5 de marzo de 2018

DESDE MI TORRE: CARTA, SIN RESPUESTA, A MARIANO RAJOY


No es una carta abierta hacia usted, porque desde este mismo momento está colgada mi palabra en toda la red, la que todos los poderosos odian desde su creación, porque, por fin, ya era hora, el pueblo tiene un medio en el que expresarse libremente a través de la palabra, la que desde antiguo han querido cercenarnos: unas veces en las tapias de los cementerios, en las cunetas de las carreteras de pueblo..., y hoy en los medios de comunicación oficialistas -que son casi todos-, en las voces de los raperos que envía usted a la cárcel, en las de los escritores cuyo libros secuestran, en las de los poetas que enmudecen por miedo, en la de los pintores que guardan sus pinceles esperando una nueva libertad, en la de los trabajadores que soportan sueldos de mierda, en las de los hombres y mujeres que siempre hemos luchado por implantar la justicia social que su Gobierno nos niega.

No es esta una carta abierta, señor Rajoy. No tengo nada personal contra usted, aunque sí como ciudadano del país del que usted es Presidente. No lo conozco personalmente, a excepción de una vez, en la estación del AVE de Santa Justa en Sevilla, en la que los taxistas le dieron una pitada de las gordas. Sus muchos guardaespaldas giraron su cabezas, usted también, pero los taxistas con sus silbidos y gritos pudieron más. ¿Tenía razón usted o los trabajadores del taxis sevillano? No se pita a nadie por el puro gusto de pitar. Normalmente, se pita cuando tu equipo de fútbol lo está haciendo muy mal y, en materia política, cuando el personal está tan cabreado que ya no puede más, que no puede resistir su mala gestión en todas las áreas.

Bien está que una cosa es el Poder y otra distinta el Gobierno. Quienes de verdad gobiernan son los que tienen el Poder: los banqueros, los grandes empresarios, los integrantes de las SICAV que ustedes propiciaron y propician, que son primas hermanas de los holding que se han creado con el objeto de pagar menos impuestos: en vez del 35%, aproximadamente, el 1%. ¿Dice usted que no hay dinero para unas pensiones dignas? ¿Por qué no les pregunta a los inspectores técnicos del ministerio de Hacienda cuando aseguraron (19/2/2018) que el ministro Montoro ha sido el peor ministro de la historia? Fue usted quien lo nombró, ¿verdad? No nos vaya a echar la culpa a nosotros, como casi siempre hace para salvar sus meteduras de pata.

No soy del antiguo PCE, ni del PSOE, ni del PP -lagarto, lagarto-, ni de Ciudadanos -lagarto bis-. ni de los tantos partidos que crecieron como hongos en otoño. Pertenezco al partido de los hombres de buena voluntad, de los que creen en que la justicia triunfe algún día en este país. ¿Es tan difícil, coño? Sólo es cuestión, creo, de una buena administración, de arrimar más el hombro a los que necesitan la protección y no a los que nos roban por la cara.

Pocas personas he conocido tan honestas como Julio Anguita, diputado en el Congreso y alcalde de Córdoba (1979-1986). Es curioso que en una ciudad tan inclinada a la derecha como Córdoba se quisiera tanto a este alcalde, y que todavía se le recuerde con auténtica veneración. ¿Por qué? Porque fue un ejemplo de honestidad, de hombre de bien, de dedicación y trabajo, ¿Es tan difícil esto, señor Rajoy? Creo que no. Hay que tener menos prepotencia como usted tiene, más humildad y mayor capacidad de trabajo.


Sus propios socios de Gobierno quieren que usted se vaya, pero no lo hace. Es más, quiere seguir otra nueva legislatura. Pues muy bien, señor Rajoy. Siga usted. siga usted, hombre, y no pare hasta que arruine a España, esa nación a la que usted dice que quiere tanto y que sin su presencia sería una ruina. Pues nada, hombre, péguese con  Lostite a la poltrona, acomódese, lea "El Marca" y siga olvidando, hasta estrellarlos en la miseria, a todos esos hombres y mujeres que le han votado por una gran falta de Cultura.

Le escribo esta carta -en la que he dejado muchas cosas escondidas-, para reprocharle su actuación política y para que se anime a trabajar por España de una vez, para que los españoles tengamos el orgullo de sentirnos miembros de este país y de saber que nuestros representantes luchan por nosotros y no por las SICAV y sus multimillonarios.

Como le decía Aznar a Felipe Gonzalez: ¡Váyase, señor Rajoy!


Por cierto, no se pierdan el discurso de Julio Anguita en el Spanish Revolution, no tiene nada  que ver con las tonterías que dice Rajoy en sus proclamas.